miércoles, 4 de marzo de 2015

LA VOZ DE LOS LECTORES

Explicación sobre Martina Albelo

Voy a explicar la situación de la niña Albelo Martina, por la cual su mamá escribió una “queja” dirigida al director del Hospìtal de Leandro N. Alem. Realmente creo que la nota no dice nada.                                                                                                                                 Fue un diagnóstico de neumonía que realicé en mi guardia y que mediqué ambulatoriamente, porque la niña era mayor de un año, no requería oxígeno, toleraba medicación por vía oral, y era una neumonía unilateral (esas son las causas que avalan la externación de un niño con neumonía). El dolor abdominal es un síntoma que se presenta en esta patología y no es causa de internación. Igualmente al enterarme de este “ataque contra mi persona” llamé a la Clínica La Pequeña Familia donde había sido internada para saber si había cometido algún error en indicar tratamiento en su domicilio (podría haberlo cometido, no soy “soberbia” como para no aceptar si cometí un error). Mis colegas muy amablemente me permitieron saber que la niña fue internada a pedido de una madre “demandante” que exigía la internación de la niña, pero que durante la internación no requirió oxígeno, ni tratamiento endovenoso, ni se comprobó derrame pulmonar... o sea, fue observada y al ver su buena evolución fue dada de alta.                                                                                                                                                                                                     Al final de la nota la mamá pone “ojalá nadie tenga que volver a pasar por esto”.... ¿Qué desea? ¿que no haya más neumonías? ¿Que las madres no internen “voluntariamente” a sus hijos? ¿Que no vuelvan a difamar a un profesional que realizó su tarea correctamente? ¿Que no hagan consultas innecesarias en varios nosocomios hasta que alguien haga lo que el familiar quiere?....                                                                                                                                                                                                  
Atentamente.


Dra. Sangiácomo.-

1 comentario:

Anónimo dijo...

NO HAY COMENTARIOS